Cuando el movimiento es lírica

Danza, Performance

Dejo a un lado el transhumanismo y el arte digital que ha acaparado este blog durante las últimas semanas para hablar de dos acercamientos a la danza que he tenido últimamente.

david zambranoPor un lado pude conocer a David Zambrano en una performance-conferencia verdaderamente divertida. Este bailarín ha recorrido el mundo entero con sus performances y ha formado a miles de bailarines en nuevas técnicas de su propio sello, como Flying low, una de las más conocidas. Sí, David es un espíritu artístico libre. Después de haber estudiado técnicas lineales al estilo de Cunningham y de ser criticado por no ajustarse a lo propio de la técnica, desarrolló su propia línea unificando bailes venezolanos junto a movimientos de otros lugares de Latinoamérica. La improvisación que yo vi me divirtió mucho y, quizá, sea esa una de las grandes cualidades de este artista: no haberse tomado ni la danza ni a él mismo demasiado en serio. Así ha mezclado e interactuado con otros muchos bailarines buscando sinergías y nuevos movimientos sin permitirse nunca quedarse parado.

En la misma semana pude disfrutar también de la compañía de Trisha Brown. Además debo decir que lo hice doblemente por lo que pude fijarme en los cambios entre la sesión de la mañana y la de la tarde. Reseño esto pues si antes he dicho que Zambrano me divirtió con su improvisación, los bailarines me impresionaron por el milimetrado control de sus movimientos.

Captura de pantalla 2015-04-26 a la(s) 19.04.10

Group Primary Accumulation (Early Works, 1973)

El principal cambio se dio en la primera pieza “Group Primary Accumulation”. Cuatro bailarinas, tumbadas completamente en el suelo, realizaron la pieza, en la que cada vez que se añadía un nuevo movimiento se volvía a empezar. Por la posición y por el tipo de movimientos me recordaron a los que cada uno podemos realizar mientras dormimos, pero en esta ocasión no se trataba de un cambio involuntario, sino preciso y repetido. Sólo al verlo desde fuera, objetivado de alguna manera, podemos reflexionar sobre este hecho en apariencia intrascendente, pero vital y diario. Lo divertido fue que en la sesión de la tarde, los compañeros varones podían intervenir y se dedicaron a cambiar de posición a sus compañeras a su gusto: de pie, muy cerca de la pared o muy cercas una de otra. El efecto era completamente diferente, pero remarcaba un control y armonía perfectos.

Captura de pantalla 2015-04-26 a la(s) 19.08.20

Les Yeux et l’ame (2011)

Otra de las cosas más remarcables es el hecho de que recorrieran las distintas salas del museo, con lo que implica de movilizar a todo el público presente. Supongo que, de algún modo, el hecho de “obligarnos” a movernos era parte de la experiencia que uno saca de todo esto: ¿Cómo puede verse danza y estar completamente petrificado en una silla? Nos movimos, pero no bailamos. Lo cierto es que las emociones parecían estar ausentes en la obra: sólo tres (de once) piezas contaban con música (lo que les convertía en las más “emotivas”), pero además los bailarines ocultaban sus expresiones. Si no fuera por algunas risas y sudores que ellos mismos soltaron en piezas difíciles como “Sticks”, se hubiera quedado demasiado frío para un público hispano. Exceptuando “Les Yeux et l’ame”, que me pareció un resumen perfecto de lo que es una relación. No obstante, todo ello: el silencio, su ropa blanca, su falta de emoción, estaba orientado a que sólo te fijaras en el movimiento.

Por último, cabe alabar la gran idea de acabar en el techo (literal) del museo. En sí las piezas no fueron muy espectaculares, pero vernos a todos en aquella terraza sí lo fue. Debo confesar, no obstante, que lo que más me gustó fue la coincidencia que se dio en la última pieza: mientras la chica acumulaba de nuevo sus movimientos con la canción Uncle John’s Band de fondo, unos tractores pasaron por la montaña que se encontraba detrás de ella como si desearan convertirse en la escenografía perfecta. Me gustó porque ahora ya no podré ver de la misma manera el movimiento de los jardineros echando tierra por el campus de la Universidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s